Respuesta a Una Escena Real

Estimadxs amigxs artistas, ayer publicamos una reflexión por todo lo que estamos viviendo en estos días, en nuestro presente y en nuestras vidas. Y a raíz de esa reflexión, varixs de vosotrxs nos habéis enviado vuestros comentarios. Pero hoy nos ha llegado lo que os presento a continuación. Es una vida plasmada en un texto cargado de emotividad y sinceridad, pero sobre todo impregnado por el amor a la vida. Gracias a todos por estar ahí, y gracias a ti, Amparo por regalarnos estas palabras.

…me quedé muda……cerré los ojos……y lloré…
(ayer tras leer Una escena real)


Javier, no te conozco, pero no hace falta…como bien decías … escribiste lo que “todos pensamos y no admitimos”…
Y después de pensar (más si cabe) durante esta larga noche…estoy aquí llevando mi parte de responsabilidad en todo lo que está aconteciendo en esta parte de nuestra historia…porque yo también soy responsable de todo lo que se está viviendo..Y en mi propio viaje de introspección estos días, siento que SIENTO…y tras esta petición por seguir viviendo porque como actriz, el mundo me puede necesitar… me derrumbo.


Casualidades de la vida o no. Hace unas semanas me matriculé en un máster de Gestión Cultural movida así por mi inquietud constante por formarme y por saber cada día un poquito más…Y unos días después de iniciar el máster, ¡confinamiento! Por consiguiente… todo el tiempo del mundo para dedicárselo a la cultura: al teatro, a la música, a la danza, al arte vivo, a sus leyes, a su historia…Y entonces (sumado a lo que estamos viviendo), empiezo a sentir ansiedad…ansiedad porque me doy cuenta que me falta tiempo…tiempo para seguir creando, para seguir investigando, para seguir cultivando, para seguir formándome…y porque me doy cuenta que soy mediocre, que hay millones de personas en mi “gremio” que saben y que me sacan años luz, y que no soy actriz, que estoy engañando al público, que no estoy preparada, que me falta esto o aquello, que mi vida se pasa y que nunca es suficiente…Aún así abrazada a esta ansiedad, sigo disfrutando del camino de formación que he iniciado, de estos trabajos que mis profesores me piden desarrollar y sigo siendo curiosa, y pensadora, y filósofa, y descubridora, etc.


Y ayer tras Una escena Real…siento de nuevo, que soy una gran actriz…¿cómo es eso? Es más, no una gran actriz, más bien una gran intérprete. 
Algo común a todo lo que estoy estudiando e investigando en el máster, aunque de momento no se señala en ninguna materia, es la emoción. 


En cada asignatura, en cada área, en cada rama, en la historia…hay emoción.Sí es cierto, que existe la técnica, la formación, y que en ocasiones falta potenciar esa capacidad que parece estancada o aún no entrenada o descubierta…Pero mientras que exista emoción..existe  la interpretación…y mientras que exista la interpretación…existe la generosidad…y mientras que haya generosidad existe la magia…y mientras que exista la magia…el actor, el músico,el bailarín, el pintor, el escritor (el intérprete)…tiene la obligación de VIVIR para hacer VIVIR Y CONTAGIAR DE VIDA.


Hoy tras Una Escena Real, me subo al mundo más animada que ayer, con las pilas a tope…porque sé que tengo una gran responsabilidad. 
No sé si llegaré a conseguir un Goya, si conseguiré trabajar en una película, o pasar la segunda fase de un casting de una productora llamada Antrum…o si por el contrario llevaré la gestión de una red de teatro o la dirección de un teatro…pero me da igual…porque lo que sé …es que Una Escena Real, es la realidad de mi escena y que con ella me voy a subir al escenario, al rodaje, o a lo que toque  (cuando toque) y con más o menos técnica, más o menos recursos, más o menos presencia..voy a seguir dando lo único que puedo dar desde mí…mi emoción, mis sentimientos.
Siempre lo he sentido y siempre lo he manifestado: el intérprete, en cualquiera de sus vertientes debe ser generoso y sólo dándose, creará emoción.


Por eso Javier, gracias por esa emoción que ayer me regalaste y que hizo que mi emoción también fluyera desde el sitio de donde siempre parte.
Una Escena Real…tiene que ser transmitida, contada, regalada, representada… es tal la carga y la potencialidad que ella tiene…además el factor empático ya está de su lado, porque TODO EL MUNDO, sabe, siente y se emociona con Una Escena Real.Es ya una Escena creada, vivida e interpretada por todos nosotros, desde hace varios días. 
Sin más, Javier y a todo el equipo de Antrum Producciones, mucha esperanza  para estos días. 
Un abrazo con todo mi cariño, Amparo Rodríguez

Una respuesta a «Respuesta a Una Escena Real»

  1. Que verdad tan grande, como algo tan bonito como el cantar, bailar, interpretar o miles de cosas más te pueden hacer tan feliz.
    Cuando algo te hace feliz deverdad y sabes que es lo que realmente deseas y te gusta te esfuerzas al máximo por ser la mejor, por demostrar todo lo que sientes, superarte día a día y cuando te brindan la oportunidad de poder hacerlo es como una luz que te ilumina y te dice, vamos a por todas tu puedes con esto y más.
    Tienes que mostrar como te sientes, dar el máximo de ti y transmitar, lograr que la gente se emocione contigo con lo que tu sientes, ese es el mayor regalo ver como disfrutan de ti.
    Meterte dentro de la escena y hacerla tuya, darte cuenta de que en ese momento esa escena es tu vida y tienes que hacerlo lo mejor posible aunque tengas más o menos experiencia y hacer que la gente de igual manera se introduzca dentro de ella y la disfruten al máximo.
    Nada me haría más ilusión que poder continuar con esta gran oportunidad que dios me a puesto en mi camino para poder demostrar todo lo que llevo dentro.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable Antrum Producciones.
  • Finalidad  Moderar los comentarios. Responder las consultas.
  • Legitimación Su consentimiento.
  • Destinatarios  Antrum Producciones.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.